American Burners

NOTAS:

Andrea Facchini.

Manager Area Exportación de General Bruciatori.

¿Qué tiene para ofrecer General Bruciatori al mundo de la combustión?

Fiabilidad, eficiencia, innovación, ahorro energético, uso óptimo de cualquier combustible, personalización de cada solución.

Estos son los pilares que venimos llevando a cabo en todo el mundo con fuerza, pasión y determinación desde 1975.

La nuestra es una realidad dinámica e investigadora de nuevas técnicas de resolución, diseño y aplicación de nuestros productos y servicios, repartidos por diferentes áreas geográficas del mundo.

 

 

¿Cuál es la tecnología que permite que el quemador funcione con casi todos los tipos de combustibles?.

Se trata de una combinación de recursos tecnológicos que varía según el tipo de combustible y la aplicación.

Principalmente en función de la potencia requerida, funcionamiento

(servicio pesado, control y gestión del quemador) se selecciona el tipo de quemador a utilizar (monobloque, cabezal partido, registro con llama de geometría variable, etc.) y el tamaño potencia

necesaria para garantizar lo requerido por la aplicación.

Examina los combustibles disponibles, en términos químicos y físicos.

A partir de aquí identificamos la necesidad o no de utilizar otros productos catalíticos y el modo de combustión en sus

principales parámetros físicos.

Gracias a nuestro Know How, se seleccionará el expediente tecnológico adecuado para hacer combustible la molécula de la sustancia química tratada (o mezcla de sustancias químicas).

Varios componentes contribuyen a esta realización: boquillas especiales de nuestra patente, cabezales de doble combustión con geometrías dedicadas para gestionar los flujos de mezclas  oxidantes, sistemas de alimentación dedicados, materiales de construcción especiales y más.

Es muy importante realizar todo de forma segura y dentro de los límites de contaminación que impone la reducción de emisiones nocivas a la atmósfera.

De manera compatible con el tipo de aplicación, apostamos por utilizar tecnologías que sean más eficientes, más limpias y más eficaces en sí mismas, reduciendo el consumo de energía

primaria.

 

 

¿Geográficamente hablando, dónde son más utilizados los productos de General Bruciatori?

Para nuestra gran satisfacción, estamos viendo un interés positivo en nuestros quemadores de combustibles alternativos de varias partes del mundo: desde China a América Latina, pasando por Tailandia, Sudáfrica, Emiratos Árabes Unidos, Rusia etc.

Por otro lado, el uso de combustibles alternativos se ha generalizado durante décadas en muchas partes del mundo, especialmente en el norte de Europa.

La lógica es muy simple: habiendo verificado que las emisiones

no cambian sustancialmente en función del combustible utilizado, es mejor usar combustibles alternativos de la zona, en lugar de importar petróleo o derivados del carbón.

 

Se produce así una mejora de los materiales

que ya no son reciclables, creando

una economía circular y ayudando

a solucionar el problema de los residuos a nivel local, reduciendo también los costos de compra

de productos petrolíferos.

 

Actualmente el mayor número de pedidos de nuestros productos proviene de Latinoamérica, también gracias a las reuniones realizadas a principios de 2020 en los distintos países, entre las que

destaca la importante conferencia realizada en Buenos Aires en la sede de American Burners en marzo de 2020, donde tuvimos la oportunidad de conocer a muchos representantes de importantes empresas de toda Argentina, Bolivia y Brasil

 

 

¿Cuáles son sus expectativas para el mercado latinoamericano?

A pesar de este difícil período histórico, a juzgar por la cantidad de solicitudes de información, cotizaciones y pedidos que hemos recibido de América Latina desde enero de 2020 hasta ahora, podemos afirmar con alegría que el mercado latinoamericano se encuentra entre los más importantes para General Bruciatori.

 

El vasto territorio, las innumerables

actividades productivas conocidas con sus

necesidades y la generosa disponibilidad

de recursos combinan a la perfección

con nuestros productos.

 

Todo esto representa una importante cuenca de oportunidades, nuevos clientes y aplicaciones.

Por lo tanto, la divulgación de nuestra marca no puede ser otra que

encomendarla a importantes socios locales como American Burners.

 

 

¿Cómo esta tratando a la empresa esta pandemia Covid-19?

Desde el punto de vista empresarial, es muy importante entender que si bien la pandemia es ciertamente una emergencia temporal (pero con un horizonte de resolución total a muchos meses) no puede vivirse solo como una crisis.

Los comportamientos y elecciones tuvieron que adaptarse a esquemas de resiliencia que permitieran la sustentabilidad en un período de tiempo no corto para nuestro negocio.

Junto a todas las acciones de protección y seguridad en el día a día del lugar de trabajo y en el desarrollo de las actividades.

Lamentablemente, se trata de no absorber un solo choque, sino una presión fuerte y constante durante meses.

Las importantes limitaciones de los viajes dificultaban las diversas actividades comerciales y técnico-comerciales.

Intentamos contrarrestarlo centrándonos en actividades y métodos de comunicación en línea.

Es tiempo de planificación en la mejoras de promoción y marketing, y de aprender cómo reorientar las operaciones.

Este último punto también a nivel personal: en 18 años he viajado en 500 aviones, ahora por primera vez me encuentro tomando “solo” 9 vuelos en 10 meses.

Profesionalmente tuve que replantearme un poco, tratando también de potenciar y profundizar algunos conocimientos y estudios a los que antes no podía dedicarme.

Esta Pandemia, por tanto, ha traído también algunos aspectos positivos a nivel personal y corporativo, sobre los que trabajar y mejorar, que antes estaban ocultos por otras actividades más

“ruidosas”.

 

 

¿Cómo crees que continuará el mundo

después del covid?

Puede ser que a pesar de todo, el intento de retomar la carrera de la

hiperglobalización “como si no hubiera pasado nada”.

En un mundo donde los actores del sistema internacional  continuarán su dinámica tradicional, solo reorganizada marginalmente pero sin cambios en sus características más

destacadas.

Sin embargo, creo que sería un orden precario e inestable.

Si el “intento de hiperglobalización” fracasa, la globalización será reemplazada por un mundo formado por esferas de influencia política y áreas de interdependencia económica que están

esencialmente cerradas entre sí.

El comercio a larga distancia implicaría una gama de productos cada vez más reducida.

Nadie ejercería un liderazgo global.

 

Espero una especie de Nuevo Renacimiento.

Un escenario que apuesta a que hemos sabido aprovechar el tiempo suspendido de estos meses para diseñar una interdependencia más sólida porque se basa en la protección de su factor más vulnerable: el humano.

 

Como sucedió después de la Gran Depresión de la década de 1930, después de la Segunda Guerra Mundial y después de la crisis de la década de 1970.

Deberíamos aprovechar las oportunidades que ofrece la pandemia para revertir la situación ordinaria e insatisfactoria.

Sería la única forma de conciliar política y economía, democracia y mercado, libertad y solidaridad para proteger mejor a nuestras sociedades de las conmociones externas.

 

 

Casa Central

Dr. F. Ameghino 1877/79 - (1407) Ciudad Autonoma de Buenos Aires - Argentina

Tel. (54-11) 4682-9114 - Tel./Fax: (54-11) 4683-5233

 

wayler@rubcar-borghi.com.ar